Rindiendo culto al tigre

Las cualidades naturales de los felinos salvajes como predadores poderosos y furtivos inspiraron en las sociedades la creación de una simbología que resaltaba el poder político hereditario, la transformación de los gobernantes en su espíritu animal interno y su oficio como sacrificadores supremos. Se ha argumentado que en ciertas sociedades igualitarias el prestigio derivado de la asociación entre felinos salvajes y el chamanismo sirvió como modelo para el desarrollo en las sociedades jerárquicas de gobiernos divinizados…

El nombre del “tigre”deriva del latín “tigris”, éste del griego “tígris” y ésta palabra a su vez proviene del iraní (persa) “thigra” que significa agudo, punzante y era utilizado también como verbo al referirse a la velocidad y rapidez de una flecha.

Este animal, como cazador solitario y que no se relaciona con otros de su especie más allá de la época de apareamiento, ha sido objeto de culto por gran parte de pueblos y  etnias aborígenes a lo largo de la historia :

Tigres en la Mitología Griega.

Aristóteles, el tutor de Alejandro III de Macedonia (Alejandro Magno), fue el hombre que más escribió en su época acerca de historia natural, sin embargo no menciona nada acerca del tigre. Eso significa que aún no había llegado el rugido del tigre a Grecia en la época del sabio sino que los griegos conocieron al tigre hasta poco después de las campañas de Alejandro Magno contra los persas y su conquista hacia la India, allá por el siglo IV a.C. En ese entonces el tigre del Caspio, ahora extinto, se paseaba imponente por los límites orientales de Anatolia y al regresar Alejandro llevó a este magnífico animal con él.

Una leyenda griega narrada por Plutarco, explica cómo fue que le pusieron Tigris al río de Mesopotamia, al mismo río que el relato bíblico del Edén lo ubica en sus fronteras. Según Plutarco este río antes se llamaba Sollax. La leyenda cuenta que Dionisos ‘dios del vino’ estaba enamorado de una ninfa asiática llamada Alfesibea. Al iniciar una persecución tras su amada, ésta huye y ya cansada de tanto correr y correr llegó a las orillas del río. Al ver que aún era perseguida por Dionisos se adentra tanto en el río que el cauce la arrastra; es entonces cuando el Dionisos decide metamorfosearse en tigre y se lanza a salvarla, poniendo a la ninfa sobre su lomo y llevándola a salvo hasta la otra orilla. Desde entonces el rio Sollax quedó en el recuerdo con su nuevo bautizo de rayas y sol: Tigris, el río del Edén.
Los Romanos y los tigres:
El equivalente romano de Dionisios era Baco y las bacantes eran las mujeres que le rendían culto, a menudo se les representaba a ellas cubiertas con piel de tigre y con una corona de vid. En Roma también se mantenían las mismas leyendas hacia Baco como los griegos a Dionisio, eran deidades equivalentes.
El tigre de Bengala y otra subespecie de tigre, posiblemente el tigre del Caspio, llegan a Roma en el año 19 como obsequio de embajadores indios al emperador César Augusto, cuando dicho emperador estaba en Samos. Según Plinio, César Augusto fue el primero que presentó un tigre a los romanos en la dedicación del teatro de Marcelo.
Más adelante en el tiempo, los romanos capturaron algunos tigres del Caspio para usarlos en el Coliseo, generalmente con el fin de enfrentarlo en la arena al otro felino gigante conocido en el mundo antiguo: el león del Atlas.

En la cultura mesoamericana

Para ilustrar la importancia que tuvieron los felinos en la ideología azteca, basta saber que entre los restos excavados en el Templo Mayor hay esqueletos completos de esos animales, enterrados como ofrenda, con bolas de piedra verde entre las fauces.

Los símbolos felinos forman parte de una filosofía moral y natural, de una manera de ver y entender el mundo. Todas las civilizaciones mexicanas representaron a los jaguares y los pumas de acuerdo con sus estilos y según la visión que tenían de los animales en sus propias culturas.

En la cultura maya prehispánica, el jaguar fue símbolo de realeza y poderío militar, sin embargo, la poca evidencia científica obtenida establece que la presencia física de estos felinos en las ciudades fue nula. En opinión del zooarqueólogo de la Universidad Autónoma de Yucatán, Christopher Götz, una muestra palpable de que estos animales no eran conocidos por la población son las piezas artesanales que mucho distan de su representación y su verdadera forma. Detalló que esto puede deberse a que los artesanos hacían sus representaciones con base a lo que sacerdotes y guerreros les decían, aunque en realidad nunca llegasen a ver uno…

Los mayas consideraban a este animal como un animal ambivalente, simbolo de la oscuridad y de la luz. Esta prácticamente representado en todas las manifestaciones del arte maya, desde la cerámica, pasando por la pintura y la escultura, encontrándose en los materiales mas diversos desde tierra hasta jade.

Para poder comprender los significados del jaguar entre los mayas se debe tomar en cuenta el tipo de ámbito y escenas en los que aparece, esto en unión a los elementos que lo acompañan así como el contexto y las actividades con las que se relaciona. Por ello se le vincula desde el poder político, las prácticas chamánicas, el espacio nocturno e infraterrestre, la agricultura y la fertilidad, así como la destrucción y la muerte.

Tigre y China

Según los científicos China fue la cuna de los tigres y fue de allí que se extendieron por los diferentes territorios hasta evolucionar como las ocho sub-especies asiáticas de las cuales se han extinguido en su mayoría, quedando ya en peligro de extinción. China fue una de las principales regiones donde vivieron los tigres y fueron considerados como “los reyes de la selva china”.

En las regiones orientales, el simbolismo de esos pueblos muestra a dioses y hombres que llevaban pieles de tigre, sobre todo dioses protectores de territorios, también en los sepulcros colocaban tigres de piedra porque se creía que hasta los demonios tenían miedo ante los tigres, siendo el tigre el espíritu guardián de la tumba atrayendo la suerte con su alegría.

En ciertos lugares de china se considera al tigre como un símbolo sanador, donde los padres suelen hacer el símbolo del tigre en las cabezas de sus hijos para evitar que se enfermen, decoran las habitaciones con las imágenes de los tigres, confiándole la protección de sus hijos.

En la antigüedad, para movilizar a las tropas, se empleaba un tigre de bronce, partido longitudinalmente en dos. Unidos, eran prueba de autenticidad de la orden. Una parte la llevaba en la mano el general del frente y la otra mitad, iba en la mano del emperador. Cuando el emperador quería movilizar a tropas, transmitía la orden con esta mitad de tigre de bronce. Esto muestra una concepción de la tradicional cultura sobre el tigre

La ferocidad del tigre hizo que fuera temido y fue así como se convirtió en un espíritu importante, evolucionando desde un tótem tribal hasta llegar a ser una deidad zoomórfica. En simbología china se asocia la ferocidad de este felino de líneas puras con el otoño y también con lo “Sereno”, esta idea parece contradictoria porque el tigre no tiene apariencia serena pero el simbolismo de los hexagramas del I Ching lo ubican con dicho significado. Para los chinos el tigre es el animal más noble de la selva pese a que es salvaje y feroz.

El budismo y los tigres

Algunas publicaciones recientes sugieren el culto al tigre  es una herencia del culto a la madre. Simboliza además en el budismo la fuerza de la fe, del esfuerzo espiritual que atraviesa la jungla de los pecados, representada ésta por un bosque de bambúes.

En Tailandia hay una tradición ancestral y sagrada de tatuajes mezclada con el budismo, en el pasado los guerreros se tatuaban símbolos alusivos al tigre, animal sagrado para los monjes budistas que brinda fuerza y protección.

Los tigres en la India

Los tigres son un símbolo muy importante en el Hinduismo, simboliza la victoria sobre cualquier fuerza o sobre todas las fuerzas juntas. Un antiguo proverbio hindú dice que “quien cabalga un tigre, no se baja fácilmente de él”,

En la religión hinduista, Brahma, el Dios creador, viste un taparrabos de piel de tigre y un cordón sacerdotal que es la marca de distinción de la casta de los bramines. Para los hinduistas la piel de tigre es un trofeo del dios Shiva, También El tigre es la montura de la diosa Shakti, la diosa del poder y la fuerza. La piel de tigre simboliza la victoria sobre toda fuerza. Sentado sobre la misma, Shivá enseña que ha conquistado el deseo.

Conclusión:

En resumen el tigre como animal misterioso e imponente señor de la oscuridad y de la vida renovador de los mundos, nos invita a destruir las máscaras y ataduras de nuestro ego y al igual que el Halach Uinik (gobernante supremo) sentarnos sobre nuestra bestia interna y con valor renacer a la vida, que como dicen los estudiosos de los misterios se sustenta sobre la muerte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s