La sangrienta historia del museo de cera de Madame Tussaud

La historia de los trabajos en cera más famosos del mundo recaen en Madame Tussauds del Wax Museum de Londres. La historia más oscura de arte, muerte, revolución y fama permanece oculta bajo una imagen exterior amistosa  de un museo moderno .

Marie Tussaud aprendió el arte de la escultura en cera de la mano de un médico cirujano y practicó con los rostros de aquellos que fueron víctimas de la guillotina en la Francia revolucionaria. Su arte y estilo para captar la esencia de las personas a las que inmortalizaba fueron el origen de uno de los museos de cera más famosos del mundo…

Anne Marie Grosholtz nació el 1 de diciembre de 1761 en Francia. Marie no llegó a conocer a su padre, Joseph Grosholtz, muerto dos meses antes de su nacimiento en la guerra de los Siete Años. Su madre, Anne Marie Walder, se trasladó a Berna donde se ganaba la vida como ama de llaves de un médico cirujano llamado Philippe Curtius. Curtius también era experto en esculpir sobre cera el cuerpo humano para sus estudios de anatomía, técnica que le llevó a realizar retratos.

Anne Marie y su madre siguieron al doctor Curtius hasta París donde se estableció en 1765 como retratista. Una de sus primeras obras fue recrear en cera la figura de Madame du Barry entonces amante del rey Luis XV. La pequeña que llamaba al doctor Curtius ‘tío’ aprendió de él la técnica del modelado en cera y siguió de cerca el éxito de su maestro.

En 1770 Curtius inauguró su primera exposición que ya entonces tuvo mucho éxito. Seis años después exponía en el Palacio Real y en 1782, ya en plena revolución, inauguró una exposición conocida como la Caverne des Grans Voleurs, algo así como la cueva de los grandes ladrones.

En aquel tiempo Anne Marie ya había realizado alguna de sus primeras obras retratando a celebridades como Voltaire o Benjamin Franklin. Su fama llegó hasta la corte desde donde recibió la invitación de instalarse en Versalles como tutora de arte de la hermana del rey.

Pocos días antes de que estallara la Revolución Francesa con la toma de la Bastilla, Anne Marie, ya de vuelta en París, había hecho los retratos del ministro de finanzas Jacques Necker y el duque de Orleans, hermano del rey Luis XVI. Estos bustos en cera fueron utilizados por un grupo de hombres y mujeres que marcharon en una protesta el 12 de julio de 1789.

Anne Marie fue arrestada en 1793, durante el período más cruel de la misma, conocido como el Reinado del Terror. Fue la influencia del doctor Curtius la que salvó a su protegida de morir en la guillotina.

El funcionario del sitio web Madam Tussauds escribe que durante el reinado del terror, Anne Marie y su madre fueron encarceladas, y que estaban obligadas a demostrar su lealtad a la Revolución haciendo máscaras de la muerte de los nobles ejecutados y sus ex empleadores, el Rey y la Reina. Entonces Anne Marie tuvo que realizar las máscaras mortuorias de aquellos que sí fueron víctimas de la revolución y fueron guillotinados como el propio rey Luis XVI o la reina María Antonieta. El revolucionario Marat y el temido Robespierre también tuvieron la suya propia. Muchos de aquellos bustos se utilizaron en marchas y protestas como símbolos de la victoria revolucionaria. Obras que después Anne Marie consiguió recuperar y que hoy se exhiben en su museo londinense.

Más tarde, las memorias de Anne Marie Grosholtz revelarían que se hizo para crear modelos de cera y máscaras de muerte de los aparentemente interminables montones de cabezas guillotinadas. Los moldes para hacer éstas máscaras de muerte, hechas a base de cera, arcilla y yeso fueron tomados de las caras de los difuntos, siendo posteriormente aclamados como victorias revolucionarias, incluso llegando a desfilar por las calles de París.

Anne Marie salió de Francia y, sin poder regresar a consecuencia de las guerras napoleónicas, realizó una gira por toda Europa, exhibiendo su colección de esculturas de cera, hermosas, y a veces hasta desconcertantes.

Se casó con François Tussaud en 1795, y su espectáculo itinerante se convirtió en el ahora famoso “Madame Tussauds”. El matrimonio junto con sus dos hijos y la madre de ella, se establecieron finalmente en Londres. En 1802 Madame Tussaud presentó una colección de retratos que expuso por distintos lugares de Inglaterra e Irlanda. En 1835 decidió establecer una exposición permanente en Londres, en Baker Street, en el conocido como “El Bazar de Baker Street”, donde estuvo exponiendo su obra hasta su muerte, acaecida el 16 de abril de 1850.

El museo y sus creaciones se hicieron muy populares y su negocio fue un gran éxito. El duque de Wellington a menudo recorría el museo (para disfrutar de las efigies de sí mismo y de Napoleón), y Tussaud recreó el espectacular escenario de la coronación de la reina Victoria en 1837.

La cámara de los horrores

Cuando Tussaud estableció su exposición en Londres, no solo creó sus personajes históricos o reales, sino que también creó la llamada “Habitación Separate” para contener los elementos más extravagantes, incluyendo las máscaras mortuorias impactantes de María Antonieta y Luis XVI, una momia egipcia, escenas de ejecución de criminales franceses notorios, y un modelo de la guillotina mortal.

Esta “Habitación recepción independiente” con el tiempo pasó a llamarse la “Cámara de los horrores” y los visitantes pagaban ​​tarifas muy altas para verla.

El museo de Londres sufrió un incendio en 1925, y con el impacto directo de una bomba alemana en la Segunda Guerra Mundial, más de 300 moldes fueron destruidos, sin embargo, algunos de los moldes y creaciones originales de Tussaud permanecen.

El dictador alemán Adolf Hitler fue inmortalizado en cera en la Cámara de los Horrores en 1933, pero la escultura fue decapitada en 2008 por un alemán de 41 años de edad, quien corrió la exhibición y golpeó la cabeza de la escultura. La estatua fue reparada y reemplazada, y ahora está vigilada cuidadosamente.

La marca de cera Tussaud es conocida internacionalmente, y los museos bajo el nombre de familia se encuentran desde Hollywood a Shanghái. 

El Baker Street Madame Tussauds Museum de Londres se encuentra hoy en día como una atracción turística icónica y cuenta con una amplia colección de las piezas más extravagantes, pero también es la creación pináculo de una mujer emprendedora que luchó a través de tiempos históricos turbulentos y sangrientos, saliendo de forma exitosa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s