Las momias “petrificadas” de Giovan Battista Rini

En junio de año 2010, las dependencias de la división de patología del Hospital de Desenzano (en Brescia, Italia) se asemejaban más al set de rodaje de una película de terror que a una aséptica sala de diagnóstico clínico del siglo XXI…

No en vano, los médicos y especialistas en tomografía computerizada que se encontraban allí en aquellas fechas no estaban atendiendo a pacientes vivos, sino intentando desentrañar –con ayuda de la tecnología más avanzada– los secretos de varios fragmentos de cuerpos momificados por un médico italiano más de siglo y medio antes.

Y así, por la camilla del escáner médico fueron pasando, una tras otra, cada una de las cinco cabezas con cuello, dos bustos y un corazón “petrificados” por el galeno italiano Giovan Battista Rini (1795-1856), experto anatomista del Instituto Santa Caterina de Milán y avezado momificador de cadáveres y partes de cuerpos humanos.

El objetivo de esta nueva investigación –cuyos resultados verán la luz a través de las páginas de la revista Clinical Anatomy–, era determinar con detalle el procedimiento utilizado por Battista Rini a la hora de “petrificar” estos cadáveres. Hoy en día se sabe que esta técnica, que se puso de moda durante el siglo XIX y comienzos del XX, consistía en introducir la parte del cuerpo que se deseaba momificar en un cóctel de mercurio y otros metales pesados. Sin embargo, Dario Piombino-Mascali–uno de los autores del estudio–, y sus colegas buscaban averiguar las características exactas de dicha técnica y de otras similares empleadas también por Battista.

Según explicó Dario Piombino-Mascali, antropólogo forense en el Instituto para el estudio de las momias y el Hombre de Hielo, este tipo de momias, por escalofriantes que puedan parecernos, eran creadas con fines didácticos y de estudio, en una época en la que el desarrollo tecnológico aplicado a la medicina estaba a años luz de los instrumentos disponibles hoy.

Imágenes : Dario Piombino-Mascali, EURAC, y Clinical Anatomy/Wiley.

La palabra momia viene del vocablo árabe mummia, sustancia negra parecida a la brea y que se conoce como betún. Se creía que el betún poseía propiedades curativas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s