Los cuencos de la meditación

Los cuencos tibetanos, también conocidos con el nombre de cuencos cantores, se convirtieron en una herramienta fundamental por parte de los maestros tibetanos como ayuda para la relajación, la meditación, la armonización y los diferentes bloqueos energéticos…

 

El origen de un sonido

Los cuencos tibetanos tienen un origen muy poco claro ya que se ha preservado mucho su existencia desde el principio, pero lo más probable es que proceda de la fusión de dos culturas como la Budista y la Shamanica. En la Antigüedad los budistas mantenían en secreto la utilización de estos sagrados cuencos, lo consideraban como tema tabú por la cantidad de propiedades beneficiosas que obtenían con los cuencos tibetanos.

Una de las historias que ronda la creación de estos cuencos tiene que ver con la caída de un meteorito en un poblado. De los restos que encontraron del meteorito se descubrió una aleación natural de varios metales. Con dichos metales se fabricó un cuenco para las ofrendas sagradas de los budistas

Observaron el sonido que proporcionaba haciéndolo sonar con una vara de madera. Comenzaron a emplearlo y obtenían numerosos beneficios. Uno de ellos se reflejaba en las mujeres embarazadas que comían de los cuencos, dichos cuencos les aportaba una gran cantidad de minerales esenciales para las mujeres embarazadas.

También se dice que los cuencos tibetanos servían como recipientes para rituales de sacrificio de animales y como instrumentos musicales utilizados por campesinos en antaño aunque tradicionalmente los cuencos se utilizaban para la meditación y la sanación en los monasterios de monjes.

Según Gwalwa Karmaza que es un maestro bodhisattva tibetano los cuencos cantores del Tíbet emiten el sonido del vacío, tratan de la época del buddha histórico, Shakyamuni que es el sonido del universo manifestándose.

Al principio los cuencos se fabricaron de manera artesanal pero la tradición dice que deben estar formados por la combinación de siete metales: : plata, oro, mercurio, estaño, plomo, cobre y hierro y zinc forjados de forma artesanal. Después de dicha fundición de los siete metales, los lamas que eran maestros artesanos, daban forma con golpes con un martillo hasta llegar a formar una escudilla o un cuenco tal y como lo conocemos en la actualidad.

Para la década de los ’50 la ocupación comunista militar del Tíbet destruyó monasterios y casi todo registro de los cuencos tibetanos. Su historia vuelve a resurgir entre 1970 y 1980.  Los países que siguen creando este tipo de cuencos son los asiáticos como el Nepal o la India. Su origen se remonta a más de 3000 años de antigüedad.

1440671515-imagen1

Sonidos que sanan

Los cuencos cantores están basados en el Principio de resonancia, la cual dice que una vibración con mayor intensidad y armonía logra contagiar a otra más difusa y poco saludable. Nos habla de la capacidad que tiene toda vibración de lograr un mayor alcance y que si en su camino pasa por las vibraciones del cuerpo, éste logra provocar una vibración similar en cada parte del organismo, que se encuentre en su rango específico. En pocas palabras el poder que tiene una frecuencia para modificar a otra frecuencia.

Estos sonidos modifican nuestras ondas cerebrales, lo cual ayuda a entrar en niveles de conciencia desconocidos, donde se encuentran los estados de sanación y místicos, ofreciéndonos una mayor receptividad a la auto sanación. Los cuencos tibetanos también tienen la capacidad armónica. Esta armonía  posee efectos beneficiosos en nuestro ser ayudando a equilibrar los chakras, cambiando estados de alteración: ira, ansiedad, tristeza o estrés, hacia un estado de paz, relajación y serenidad, lo cual induce a estados de sanación, místicos y a elevar nuestra frecuencia vibratoria. Experiencia de cambios como claridad mental, aumento de la creatividad, una excepcional concentración, mayor visión de futuro y sobre todo la sensación de paz. Nos da como resultado un ser más productivo, creativo, centrado, dichoso, sereno, equilibrado, teniendo paz consigo mismo.

Los cuencos tibetanos son utilizados como métodos de curación, relajación y meditación, ayudando a su usuario a tener una vibración saludable, en todos los niveles orgánicos, mental o psicológico, emocional y espiritual. Se ha descubierto científicamente por los expertos en musicoterapia que gracias al sonido se puede conllevar a las células cancerosas a la auto-destrucción y la curación de infinidad de enfermedades.

cuencotoca

Algunas claves para tocar los cuencos tibetanos

En primer lugar hay que disponer de buena energía, si estamos enojados o molestos el resultado de las vibraciones no será el esperado. Tomemos un momento, escuchemos música que nos relaje y despeje la mente. Nos podemos ayudar con unos ejercicios respiratorios. Cuando tengamos la mente más calmada será el momento de seguir.

Buscar y organizar el espacio donde vayamos a realizar la sesión de cuencos. Hay que elegir un espacio tranquilo, despejado, sin teléfonos ni aparatos electrónicos encendidos.
Colocar una mantilla o colchoneta para estar cómodo. También se pueden colocar plantas y encender una barra de incienso.

Cerrar los ojos, respirar lenta y pausadamente, liberar la mente, pensemos sólo en la respiración. Llega el momento de comenzar a conocer los sonidos que producen estos maravillosos cuencos. Sostener uno con la palma de la mano izquierda. Sujetar el mazo con la otra mano. Golpear suavemente el cuenco, es un modo de “calentarlo”. Luego frotar la mano con presión uniforme por los bordes del cuenco, en dirección de las agujas del reloj.

Una vez que agrade el sonido que sale del cuenco , es momento de volver a prestar atención a la respiración. Es el  ese momento de lograr una conexión entre la respiración y la vibración del cuenco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s