Eva: la madre de todo lo viviente

El personaje de Eva resulta destinado a explicar el origen de la humanidad. La pareja formada por los dioses, pero generadora de los seres humanos, aparece en casi todas las mitologías..

tumblr_nux43kJ9Ps1scud9jo1_540

Gracias a esos dos primeros seres humanos la humanidad puede considerarse heredera de la divinidad, al mismo tiempo que justifica sus presentes vicisitudes con un episodio en el que Eva infringe alguna restricción divina y como castigo es desterrada al mundo cotidiano.

El mito sirve entonces para dar una respuesta al  interrogante abierto por la caída del hombre al descender de la divinidad cae en un mundo puramente humano e imperfecto. La personalidad de Eva permite al mismo tiempo justificar la desigual herencia que los sexos habrían recibido de Dios.

Adán es formado de barro, pero en la composición de Eva ocupa lugar preponderante la costilla del hombre, de modo que la creación de la hembra humana es posterior a la de las hembras de los otros seres vivientes. La primera mujer nace entonces como una creación de Dios, pero también como un “subproducto” del primer hombre.

EVA LA ‘SECUNDONA Y SUMISA’ ESPOSA

Contrario a lo que hemos aprendido tradicionalmente gracias a la evangelización de la iglesia católica, existen dentro de la mitología hebrea, apoyada en escritos antiguos y en algunos pasajes de la Biblia, creencias sobre una figura femenina anterior a Eva, llamada Lilith.

Cuando Dios, en el sexto día, creó al hombre y a la mujer al mismo tiempo. Al hombre lo creó de polvo y de barro, lo llamo Adán. A la mujer la llamo Lilith y la creó de polvo y excremento. Ambos fueron creados a imagen y semejanza de Dios y ambos eran iguales, ninguno era superior al otro.

Esta igualdad generó inconvenientes entre Adán y Lilith, ya que ella no estaba siempre dispuesta a someterse a la voluntad de Adán, alegando que ellos eran semejantes a los ojos de Dios. Llego a tal extremo la disputa que ella se rehusó a tener sexo con Adán, por que no admitía estar debajo de el. Adán trato de forzarla y ella llamó a Dios, quien le dijo que si no tenia sexo con Adán, saldría del paraíso y ella prefirió ser expulsada a vivir a orillas del mar rojo, transformándose en un demonio.

Luego al quedar Adán en el paraíso se sintió solo y le pidió a Dios que le crease una nueva compañera, que fuera sumisa y obediente, de donde surge Eva, creada de una de las costillas de Adán para que sea siempre inferior a el.

656bd035b6e8136925e07c4bb37c253e

COMIENZO Y FIN DE LA DICHA

“Yahveh formó entonces de la tierra todos los animales del campo y todas las aves del cielo y los llevó ante el hombre para que les pusiera nombre. Y cada ser viviente había de llamarse como el hombre lo había llamado.” (Génesis, 2). “El hombre puso nombre a todos los animales, a las aves del cielo y a las fieras salvajes.”

Pero faltaba un ser semejante a Adán, que lo ayudara. Entonces Yahveh hizo caer en un profundo sueño al hombre, le sacó una costilla y tapó el hueco con carne. De la costilla que había sacado al hombre, Yahveh formó una mujer y la presentó a Adán, que exclamó entonces: “Esta sí que es hueso de mis huesos / y carne de mi carne. / Esta será llamada varona / porque del varón ha sido tomada”. Por eso el hombre deja a sus padres para unirse a una mujer y formar con ella un solo ser.

Los dos estaban desnudos, hombre y mujer, “pero no por eso se avergonzaban”. El universo recién concluido no parece necesitar la reproducción del hombre y la mujer, puesto que estos no habían incurrido aún en la cólera divina que los condenó a ser mortales y, por ende, a ser reemplazados por sus hijos. Era un mundo paradisíaco y estático, porque el mito de la felicidad perfecta requiere la detención del tiempo y la anulación de la muerte.

Eva desencadena la posibilidad del cambio. Por su culpa, de la que en seguida participa Adán, Yahveh condena doblemente a la pareja: los expulsa del Edén y del tiempo detenido. En lo sucesivo, ya en la tierra cotidiana de las penurias y la muerte, el hombre y la mujer deben procrear hijos reproduciendo la vida para que el deterioro no destruya el mundo. Para explicar la caída, el mito hace intervenir al Mal, corporizado en la serpiente, el más astuto de los animales del campo creado por Yahveh, que aseguró a la mujer: “De ninguna manera moriréis.

Es que Dios sabe muy bien que el día en que ‘comiéreis de él (del fruto del árbol que estaba en el medio del Edén), se os abrirán los ojos y seréis como dioses, conocedores del bien y del mal.” Eva se dejó convencer, con los resultados conocidos.

serpiente

CONSECUENCIAS DE LA CAÍDA: EL MUNDO REAL

“Entonces se les abrieron los ojos, y se dieron cuenta de que estaban desnudos.” Al acercarse Yahveh, la pareja se oculta, pero no logra evitar ser interrogada y Adán se traiciona al denunciar la falta de Eva. Yahveh maldice a la Serpiente y condena a la mujer a vivir en el mundo real: “Multiplicaré tus sufrimientos en el embarazo, con dolor darás a luz a tus hijos, necesitarás de tu marido, y él te dominará”.

Con las palabras divinas se procura justificar la existencia del mundo real, donde la mujer sufre y está subordinada al hombre: la tradición garantiza al creyente que tal situación es irrevocable porque proviene de Dios: “He aquí, que el hombre ha venido a ser como uno de nosotros, pues se hizo juez de lo que es bueno y malo. No vaya ahora a alargar su mano y tomar también del árbol de la vida. Pues al comer de este árbol viviría para siempre”. Por ello lo echó de la tierra del. Edén, para que trabajara la tierra, donde había sido formado. El hombre se unió a Eva, su mujer, la cual quedó embarazada.

El primer hombre de la cosmogonía judaica necesita entonces de la mujer, del desequilibrio que ella introduce en el orden autónomo de la Creación. A partir de esa ruptura el hombre es capaz de generar la vida.

Recordada por haber provocado la expulsión del Edén, también podría ser vista como la corruptora de un orden cuya misma perfección obligaba al hombre a confundirse con el resto de los animales. A partir de la ruptura introducida por el pecado original, la tradición bíblica expresa el nacimiento efectivo de la humanidad. Eva resulta entonces una heroína cultural, comparable a Prometeo helénico Madre de todos los males, alumbra también el mundo real.

10b329758517effef630687e61b5fd1c

Un relato judío dice que Dios hizo a la mujer no a partir de su pie para que estuviera debajo de él; ni a partir de su cabeza para estar sobre el; sino de debajo de su brazo para que pudiera protegerla y cerca de su corazón para que pudiera amarla..

Imágenes vía Tumblr

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s