Krampus y la maldita navidad

Krampus forma parte del folklore pagano de países alpinos como Suiza, Rumanía, Austria, Alemania o la República Checa, formando parte de las culturas germánicas. El monstruo pagano europeo con forma de cabra que secuestra y castiga a los niños malos y que encuentra su lugar en los orígenes más oscuros de las fiestas que conocemos como Navidad…

w704

Origen pagano

La existencia de esta criatura era una creencia común en aldeas de los Alpes, en especial por las tierras de Austria y Hungría. Su antigüedad puede encontrarse hasta diez mil años atrás, anterior al nacimiento de Jesucristo.

La influencia alemana del siglo XIX difundió el mito del Krampus en Croacia, la República Checa, Eslovaquia e incluso llegó hasta el norte de Italia. Las raíces nórdicas de Europa fomentaron la tradición del Krampus. En la edad media de Europa las fiestas navideñas se asemejaban más al día de brujas “Halloween” porque los campesinos se disfrazaban del demonio navideño para salir a pedir bebidas y comida.

La religión católica condenó y exilió esta leyenda por ser un demonio pagano, sin embargo a finales del siglo XX las fiestas de disfraces y eventos sociales revivieron la esencia del Krampus por medio de espectáculos donde las personas se divierten personificándolo y asustando a la gente en divertidas cabalgatas.

494ccae7a765ffdcd245e69ead851a0b

Las dos caras de la Navidad

La antítesis siniestra de San Nicolás es el Krampus, ambos hacen presencia el 6 de diciembre, San Nicolás para premiar a los niños buenos con regalos y caramelos y el Krampus para castigar a los niños que se han portado mal. Este malvado personaje atormenta a los niños hasta conseguir que se arrepientan, los que no lo hacen son capturados y llevados en una cesta hasta el Infierno.

En Austria, durante el día de San Nicolás, llamado también la noche de Krampus “Krampusnacht”, muchos adultos vestidos de esta criatura comienzan un antiguo ritual conocido hasta el presente como la “Carrera del Krampus”, en el que los disfrazados portan antorchas y se abren paso por las calles asustando y fustigando con ramas secas a mayores y niños.

Esta popular práctica europea sucede usualmente durante el solsticio de invierno. Lo más importante son las máscaras, las cuales añaden drama para jugar a ser la mítica criatura. Los artesanos y aficionados las elaboran con anticipación y esfuerzo, usando como material principal madera policromada que decoran con símbolos, visten pieles de cordero y cuernos. Portan objetos como cadenas, bengalas para hacer fuego y un cesto para hacer el espectáculo más real. Hay que resaltar que este disfraz pesa cerca de 40 kilos, sin embargo los Krampus locales no paran de moverse y asustar al público. El final del evento sucede cuando aparece San Nicolás, momento en que los Krampus lanzan sus máscaras al suelo simbolizando el triunfo de la luz sobre la oscuridad.

En el folclore croata el Krampus es la representación de los malos espíritus y el campeón de las tinieblas. La relación entre San Nicolás y Krampus es una analogía de la eterna lucha entre el bien y el mal.

72b6f80f701f23a73012644db7f0ac3c

El Krampus moderno

En la actualidad la leyenda del Krampus se ha popularizado y jóvenes de muchas regiones de Europa, en especial Austria y Hungría, salen disfrazados para hacer la carrera del Krampus. En este evento los jóvenes caminan por las calles con el atuendo del demonio, asustando a niños, jovencitas y también adultos. En algunas zonas rurales hay Krampus que salen con palos de abedul, instrumento con el que flagelan a niños, y en especial a mujeres adolescentes. Pero como en toda celebración hay altercados con casos de jóvenes vestidos de Krampus que tras haber bebido demasiado han causado disturbios y peleas.

El crecimiento de interés por este personaje se debe en gran parte a la popularidad que San Nicolás adquirió en el siglo XIX. Por ello se crearon postales e imágenes de Krampus, esta publicidad también comenzó en 1800 y su fama llegó al máximo en 1914, al principio de la Primera Guerra Mundial.

Maldita Navidad

Leyendary Pictures y el director y guionista Michael Dougherty  llevan a la gran pantalla la leyenda del demonio navideño en Krampus – Maldita Navidad. Una escalofriante y terroríficamente divertida película para toda la familia, que nos advierte sobre los peligros de perder el espíritu navideño.

Krampus – Maldita Navidad relata la historia del joven Max (Emjay Anthony), desilusionado al ver que su desestructurada familia vuelve a enfrentarse, decide no celebrar la Navidad. Pero no sabe que su falta de espíritu navideño desatará la furia de Krampus, una vieja fuerza demoníaca y malévola que castiga a los no creyentes.

Cuando accidentalmente liberan la ira del Krampus, un antiguo ente del folclore europeo, el infierno se desata y los problemas llegan cuando los queridos iconos navideños adquieren una temible vida propia y asedian el hogar de la familia. Ahora todos se ven forzados a unirse para intentar sobrevivir.

Te observa mientras duermes, sabe cuando estás despierto, sabe si has sido bueno o malo, y más te vale haber sido bueno… él es Krampus, la sombra de Santa Claus que llega a los cines el 4 de diciembre.

 

Fuentes : A B C

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s