Cannabis o el nacimiento de la Civilización

Las Plantas Sagradas han sido utilizadas como vía de conocimiento por muchas culturas y civilizaciones ancestrales, desde los aztecas, olmecas, mayas e incas hasta los minoicos, persas y griegos, desde egipcios y chinos hasta los habitantes de la India milenaria…

Alex_Grey-Cannabacchus_hi_r

Las plantas Sagradas también son portadoras de salud y por ello son conocidas como “medicina”, por los pueblos que las utilizan. Este concepto de salud no sólo considera al cuerpo, sino también incluye la psique y el espíritu.

El antiguo Cannabis

Una antigua leyenda india cuenta cómo cuando los dioses batieron el océano de leche para obtener amrita, el néctar divino, lo que obtuvieron fue cannabis (bhang en sánscrito). Los demonios trataron también de conseguirlo pero fracasaron en su intento, por lo que los dioses dieron al cannabis el nombre de vijaya, victoria.

En el antiguo texto hindú del Atharvaveda, redactado entre los años 1.500 y 1.200 a.c., se describe el cannabis como una planta mágica y con propiedades curativas. Pero la primera mención de la que se tiene noticia sobre el uso terapéutico del cannabis aparece en Shen Nung Ben Ts’ao, una farmacopea clásica de la medicina china; cuenta la leyenda que fue redactada por el mítico fundador de la medicina china, el emperador Sheng Nung, en el año 2.737 a.c.. Todavía se conserva una copia del siglo 1 d.c. Existen también textos provenientes del Antiguo Egipto, Persia, Tíbet, Azerbaiyán, Grecia, Israel, Palestina y otros países árabes, que documentan el uso terapéutico del cannabis.

Existen evidencias de inhalación de humo del cannabis que datan del año 8000 a C. , tal y como indicarían las semillas de cannabis carbonizadas encontradas en el interior de un brasero ritual en un antiguo cementerio de la actual Rumania. También se sabe que el cánnabis fue utilizado por los antiguos hindúes y Sijs Nihang de la India y Nepal durante miles de años. La hierba era llamada ganjika en sánscrito. El soma de drogas antiguas mencionado en los Vedas se asocia a veces con el cannabis.

El pueblo asirio también tenía conocimiento del cánnabis y sus propiedades psicoactivas. Bajo el nombre de “qunubu” lo utilizaban dentro de sus ceremonias religiosas. El cannabis fue introducido al pueblo ario por los escitios y tracios/dacios, cuyos chamanes quemaban flores de la planta para inducir estados de trance.

En el noroeste de la Región Autónoma de Uigur en Xinjiang, China, se encontró en 2003 una canasta de cuero llena de fragmentos de hoja y semillas de cannabis al lado de un chamán momificado, de unos 2.500 a 2.800 años de antigüedad.

shiva-buvant-du-bhang-226x300-4

Mercado y sociedad

Por lo general relacionamos aquello que llamamos “civilización” con la existencia de ciudades, de sociedades complejas y de individuos capaces de mantener control sobre un territorio de tamaño considerable. Sin embargo, otra característica fundamental de la sociedad humana es la capacidad de intercambiar con regiones distantes: la especialización geográfica y la creación de rutas comerciales que en ocasiones ocupaban todo el mundo conocido.

En el milenio III a.C. los egipcios al servicio del faraón importaban pimienta y otras especias provenientes de India y del sudeste asiático. Dos milenios después, la ruta comercial recorría todo el mundo conocido, desde las remotas Molucas en la Polinesia hasta el Marruecos y la España romanos.

La historia de las rutas comerciales es muchísimo más difícil de descifrar que la historia de las ciudades, pues los restos que nos quedan son mucho más elusivos. Una reciente investigación parece indicar que uno de los primeros productos en atravesar las tierras de Eurasia habría sido el Cannabis.

christ-weed-2

Cannabis

Mundialmente reconocida por sus propiedades psicotrópicas y medicinales, el cannabis o marihuana es una planta que ha sido divinizada y demonizada por igual a través de los tiempos. Sin embargo, investigaciones recientes podrían indicar que su comercio fue uno de los primeros en existir en las regiones de Medio Oriente donde luego se construyó la civilización.

Con el paso del tiempo y el hallazgo de nuevas evidencias arqueológicas, parece estar claro que la marihuana fue uno de los productos más comerciados en tiempos antiguos, viajando desde su lugar de origen (las estepas de Ucrania y Rusia occidental, según este estudio) hasta regiones tan lejanas como India e incluso China.

Los autores de la magnífica ruta habrían sido los miembros de la tribu Yamnaya, un vasto grupo étnico que ocupaba amplios territorios en las regiones cercanas al Mar Caspio. Las primeras evidencias de comercio se pueden encontrar en torno a los 8 y 9 mil años a.C., indicando que el intercambio de esta especie sería un antecesor de futuros hitos comerciales.

De acuerdo con el estudio, la ruta establecida por la tribu se convertiría en la antecesora de la Ruta de Seda, que por milenios sería el punto de cruce entre las diversas culturas del Mediterráneo, Europa central y del Norte, las estepas asiáticas, el Medio Oriente, el sudeste asiático, las sociedades de las montañas del Himalaya y el Extremo Oriente. Los musulmanes también la usaron en forma recreativa ya que el consumo de alcohol estaba prohibido por el Corán.

9DB

La Marihuana en América

Los pobladores americanos también conocían diversas drogas desde hace mucho tiempo. Las culturas mesoamericanas usaban el peyote o hikuri, los hongos o teonanácatl y el ololiuhqui o semillas de la virgen. Los Incas la ayahuasca. Las culturas prehispánicas y sus derivaciones contemporáneas conocían desde tiempos ancestrales todas estas plantas, así como sus usos y propiedades tanto curativas, alucinógenas y adivinatorias. Las plantas han sido desde siempre una parte fundamental de sus culturas y formas de organización, así como eje central en sus rituales. Los chamanes mayas utilizaron una amplia parafernalia vegetal y sustancias enteogénicas para curar enfermedades de tipo psicosomático. Su farmacopea incluía, además de hongos alucinógenos, la flor de loto blanca o lirio de agua y tabaco.

Fue en el año 1525 cuando los españoles trajeron marihuana al Nuevo Mundo. Los ingleses la introdujeron a Jamestown en 1611 en donde se volvió una cosecha comercial importante a la par del tabaco y se cultivó como fuente de fibra. Para 1890, el algodón había remplazado al cáñamo como cosecha mayor de efectivo en los estados del sur.  El cáñamo fue moneda de curso legal en la mayoría de las colonias americanas de los ingleses desde 1631 hasta principios del 1800; incluso se llegaba a encarcelar a aquellas personas que se negaban a cultivar el cáñamo durante los periodos de escasez.

Algunas patentes de medicina durante esa época contenían marihuana, pero era un pequeño porcentaje comparado con el número que contenía opio o cocaína. Fue en los años 1920 que la marihuana empezó a emparejar. Algunos historiadores dicen que la prohibición produjo su auge. El cannabis continuó siendo el segundo medicamento más utilizado hasta 1901, siendo reemplazado entonces por la aspirina. Se producía principalmente en Estados Unidos, países asiáticos y mediterráneos musulmanes.

img02_medicina-antigua

Demonización de una planta

Todo iba bien entre la marihuana y la humanidad, hasta que el magnate de la prensa Randolph Hearst perdió 800.000 acres de terreno en México, arrebatados por Pancho Villa. Hearst debía gran parte de su fortuna a la producción de papel a través de la industria maderera y le interesaba eliminar cualquier competencia con el papel de cáñamo mexicano, así que inició una cruzada mediática a través de sus periódicos en la que satanizaba el consumo del cannabis y lo presentaba ante la opinión pública como una droga socialmente devastadora. Hearst en sus artículos desarrollaba teorías racistas en las que explicaba como “los negros y mexicanos” se convertían en bestias asesinas bajo los efectos de la marihuana.

No fue sino hasta la década del 60 que un científico, el Dr. Raphael Mechoulan, de Israel, se decide a investigar esta planta que tanto se usaba y de la que tan poco se sabía en términos científicos. En 1964 el Dr. Mechoulan se transformó en el primer científico que identificó y sintetizó el THC. Desde entonces prosiguió con ahínco sus investigaciones, y en los 90’ su equipo descubrió el sistema endocannabinoide, tal vez el sistema fisiológico más importante implicado en el establecimiento y mantenimiento de la salud humana.

Anuncios

Un pensamiento en “Cannabis o el nacimiento de la Civilización”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s