El inframundo, un viaje sin retorno

La mayoría de religiones presentan un concepto que o bien se refiere a un lugar o a una condición que separa a los muertos de los vivos y en la definición moral de bondad y maldad que maneje cada creencia

infierno-810x320

Esta idea no es necesariamente la de un lugar o estado de castigo, la propia etimología de la palabra -que viene del término latín infernum o infernus– ya nos indica que a lo que remite es a un “mundo inferior”, en el sentido de que está “dentro de la tierra” o “bajo tierra”.

Casi todas las culturas y religiones del mundo describen la existencia de una especie de inframundo o infierno. Estas descripciones a menudo tienen muy poco en común en la forma en que los pecadores son tratados así como en la definición del pecado. Tenemos muy arraigado el concepto del infierno cristiano, sin embargo, a lo largo de la historia, esta no fue la primera ni la última versión del infierno en aparecer…

hela-2Niflheim

Significa ‘Hogar de la Niebla’, que en la mitología nórdica es el reino de la oscuridad y de las tinieblas, envuelto por una niebla perpetua. En él habita el dragón Niöhogor que roe sin cesar las raíces del fresno perenne Yggdrasil.El dragón se dedicará a atormentar las almas que queden en el mundo.

En uno de los mitos cosmogónicos, Niflheim es la materia fría, lo opuesto al Muspelheim (materia caliente). El mundo nació del choque de éstas en el espacio mágico, llamado Ginnungagap.En una de las partes más oscuras y tenebrosas del enorme y gélido Niflheim, en Helheim, reina la diosa o gigante Hela o Hel, encargada en el inframundo de uno de los tipos de muertos en la mitología nórdica.

Hija del dios Loki y de una gigante hechicera, Hela reina sobre el Helheim y vive bajo una de las raíces del fresno Yggdrasil. La mitad superior de su cuerpo es de extrema belleza, pero la mitad inferior se asemeja a un cadáver en putrefacción, desprendiendo un olor nauseabundo.

tuonela

Tuonela

En la cultura pre-cristiana de Finlandia creían que las almas de los muertos se dirigían a los márgenes del río Tuoni, y que eran llevadas hasta Tuonela por la sierva de la Muerte, Tytti.

Tuonela es conocido por la referencia que hace el Kalevala, el poema épico nacional finlandés, sobre su apariencia. Narra ésta epopeya que, Väinämöinen, el héroe rapsoda, viaja a Tuonela para obtener conocimiento cabal de la muerte. En el viaje conoce a la guía trasbordadora, una doncella joven, conocida como la Niña de Tuonela (Tuonen Tyttö), que será quien lo conducirá, a través del río de Tuoni, en esta travesía por el inframundo.

La entrada al río Tuoni ya era potencialmente peligrosa: un lugar infestado de serpientes venenosas. Superarada esta etapa, saldría al encuento Tytti para conducir las almas de los muertos a través del río. Al llegar a Tuonela, el muerto encontraría un mundo casi idéntico al nuestro, pero en una versión más oscura, donde todo es miserable y donde no brilla más la luz. En Tuonela habría que trabajar para siempre y el trabajo dependería del efectuado en la vida terrenal.

a_opt

Casa de las Mentiras

Según el Zoroastrismo, la primera cosa que el alma encuentra después de la muerte es el Puente Chinavat, que separa el mundo de los vivos y los muertos. El puente es más delgado que un cabello, más cortante que una cuchilla, y está custodiado por dos perros de cuatro ojos. Las almas son entonces juzgadas en base a sus acciones en vida. Si las malas acciones superan al bien, el puente gira alrededor de su eje, enviando al alma a un pozo lleno de demonios abajo. Descripciones alternativas dicen que el demonio Vizareshemerge del abismo y arrastra las almas más perversas a la Casa de las Mentiras, la versión Zoroastra del infierno.

La Casa de las Mentiras en sí es descrita como un lugar de asquerosa inmundicia, donde se sirven alimentos putrefactos y las almas son torturadas constantemente por sus acciones. Los demonios de la Casa de las Mentiras pueden encontrarse por cientos, y cada uno representa un pecado específico y posee una habilidad especial. Por ejemplo, Apaosha es el demonio de la sequía y la sed que castiga a los codiciosos, mientras Zairika es el demonio de los venenos que castiga a los chismosos.

Después de ser arrastrada a la Casa de las Mentiras, el alma entra en un laberinto con varios dominios, de entre los cuales, el peor es el de Vizaresh, una especie de especialista en tortura, quien castiga a sus invitados de formas diferentes y cada vez peores en cada periodo.

duat

Duat

La Duat (también llamada Amenti o Necher-Jertet) era el inframundo de la mitología egipcia, el lugar donde se celebraba el juicio de Osiris, y donde el espíritu del difunto debía deambular, sorteando malignos seres y otros peligros, según se narra en el Libro de los Muertos, y pasar por una serie de “puertas” en diferentes etapas del viaje, descritas en el Libro de las Puertas.

El paisaje de Duat guarda simitud a la Tierra, pero contiene elementos místicos, como un lago de paredes de fuego y hierro. Al aproximarse a Duat, las almas tenían que pasar por puertas vigiladas por criaturas humanoides. Después de pasar por las puertas, el corazón del difunto era pesado contra una pluma. Si el corazón era más pesado que la pluma, sería comido por Ammit, el devorador. Todas las almas, sin excepción, estaban condenadas a enfrentarse a la justicia en Duat.

moloch

Gehena

El nombre de “infierno” originalmente se refería a un valle fuera de Jerusalén donde los seguidores del dios Moloch realizaban sacrificios de infantes al tirarlos en grandes hogueras. Más tarde pasó a referirse a la interpretación hebrea del infierno, donde los malvados eran enviados para pagar por sus pecados.

Gehena se asemeja a la versión cristiana del infierno. Es descrito como un lugar profundo y desolado donde las llamas nunca dejan de quemar y llueve fuego y azufre del cielo. El calor emitido por las llamas es sesenta veces más caliente que las llamas encontradas en la Tierra. Gases sulfúricos nocivos revolotean en el aire y ríos de metal fundido fluyen libremente. Los condenados a Gehena tendrán que vivir el resto de sus días en medio de las llamas, ardiendo como barbacoa, inhalando gases tóxicos y saciando su sed con metal líquido.

cerberus

Tártaro

Mencionado en la mitología griega y romana, Tártaro es descrito como un calabozo oscuro y lleno de sufrimiento. Los dominios de Hades fueron divididos por niveles, como en la mayoría de los infiernos, y el último nivel fue destinado para los pecadores. La diferencia es que en la mitología griega, no importa si eras bueno o malo, de cualquier forma irías a parar a Tártaro, donde pagarías menos o más por tus pecados.

En la mitología romana, Tártaro está rodeado por tres murallas y el Flegetonte, un río de fuego. Este se encuentra custodiado por un monstruo de nueve cabezas conocido como Hidra, junto con Tisífone, que cuida de todo mientras constantemente tortura las almas. En las profundidades olvidadas de Tártaro se encuentran los Titanes, enemigos de los dioses que fueron derrotados y encarcelados.

Del mismo modo, la mitología griega describe Tártaro como un lugar que comenzó como una prisión para aquellos que pusieran en riesgo la vida de los dioses, pero luego empezó a funcionar como el infierno para todos los pecadores. Donde las almas malignas eran debidamente sancionadas por sus pecados. Tántalo fue desterrado a Tártaro después de descuartizar a su hijo Pélope y servirlo como alimento a los dioses. Fue castigado a sufrir hambre y sed, mientras veía un pozo de agua del que no podía beber y frutas que no podía comer.

xibalba

Naraka

Niraya o Naraka es el concepto de infierno para algunas ramas del hinduismo, el sijismo, el jainismo y el budismo. Mientras las descripciones exactas del Naraka difieren entre las religiones, el punto en común es que se trata de un lugar de castigo basado en el karma de un alma. Naraka es sólo un destino temporal y una vez que los pecadores pagan el precio de su karma, simplemente renacen.

Se cree que puede ser dividido en varios niveles, dependiendo de los pecados cometidos durante la vida. El número de niveles de Naraka oscila desde los cuatro a más de mil con base en diferentes descripciones. Por ejemplo, Maharaurava es un lugar para aquellos que ganan a costa de los demás. En Maharaurava, el pecador ve como su carne es consumida por un demonio-serpiente conocido como Ruru. El reino Kumbhipaka es el hogar de los pecadores que cocinaban animales. Estos son castigados siendo cocinados en aceite con un tiempo en función de la cantidad de pelo o plumas que tenían los animales que mataron. Dónde un pelo o una pluma equivalen a un segundo de cocción.

En la cultura hindú y jain, Naraka es gobernado por Yama Loka, el Dios de la Justicia. Cuando una persona muere, sus acciones durante toda la vida son auditadas por el asistente de Loka y luego es enviada a Svarga (el cielo), o Naraka. A diferencia del hinduismo o el jainismo, los budistas creen que todas las almas son enviadas a Naraka para ser purificadas de sus pecados, y no hay una regla establecida para auditar las acciones en vida de las personas. Independientemente de la variación cultural, se cree que las almas pueden permanecer en Naraka por miles e incluso millones de años hasta que se restablezca el karma y el alma pueda renacer.

diyu-6

Diyu

Diyu es una versión del infierno en la cultura tradicional china, y recuerda vagamente a Naraka. Se compone de múltiples niveles, con un número exacto difiriendo de cuatro a dieciocho. Cada nivel está protegido por un juez y los castigos se llevan a cabo sobre los pecadores en base a sus acciones durante la vida. La cultura china cree que el Yama Loka de Naraka fue invitado para vigilar Diyu, donde finalmente condensó los 96,816 infiernos en diez secciones que los pecadores deben pasar antes de reencarnar. Durante la dinastía Tang, esta descripción fue cambiada a 134 infiernos, con 18 niveles de dolor y tortura.

La descripción más común de los niveles incluyen a la Cámara de la Lengua Rasgada, La Cámara de las Tijeras, La Cámara de las Cícadas de Acero, La Cámara de los Espejos, La Cámara de Vapor, El Bosque de la Columna de Cobre, La Montaña de los Cuchillos, La Colina de Hielo, La Caldera de Aceite Hirviendo, La Cámara del Buey, La Cámara de Piedra, El Pozo de Sangre, La Ciudad del Suicidio, Las Cámara del Desmembramiento, La Montaña de las Llamas, El Patio del Molino de Piedra y la Cámara de la Sierra. El peor nivel de este infierno es conocido como Avici, y está reservado para los peores pecadores. Avici es diferente de los otros niveles del Diyu porque las almas que acaban aquí permanecen toda la eternidad, sin esperanza de renacimiento.

Anuncios

Un pensamiento en “El inframundo, un viaje sin retorno”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s