Las brujas de la Edad Media: mujeres con conocimientos

Sabían de anatomía, botánica, sexualidad, amor y reproducción, por lo que fueron mandadas a la hoguera, dice la filósofa de la UNAM. Sus recetas para curar fueron interpretadas como poder del Diablo. El modelo muy masculino, que se consolidaba para entonces, las hizo ver como amenaza.

0c1343b90ead22aa6edb2967eb8a6ec3

Las brujas no eran personas malas y feas, como las ha descrito la literatura universal, sino mujeres generadoras de un conocimiento específico. En el medievo, cuando predominaba un modelo social masculino, el saber de las brujas fue considerado amenazante, por lo que fue perseguido y destruido junto con ellas en las hogueras.

En el libro El retorno de las brujas, la filósofa Norma Blázquez Graf, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), especialista en ciencia y género, explica que, aunque la población femenina no tuvo acceso a la educación superior hasta el periodo transitorio del siglo XIX al XX, siempre ha generado conocimiento. Pone de ejemplo el saber de las brujas en la Europa de los siglos XIV al XVII y lo aterriza en un mundo contemporáneo, en el que la progresiva incorporación de las mujeres a la ciencia ha modificado las estructuras de las instituciones y el proceso creativo del conocimiento. En entrevista con La Jornada, la especialista aborda el contenido de su libro y subraya la contribución de la mirada crítica e innovadora de las mujeres al quehacer científico.

Parteras, alquimistas…

–¿Quiénes eran las brujas?

–Eran parteras, alquimistas, perfumistas, nodrizas o cocineras que tenían conocimiento en campos como la anatomía, la botánica, la sexualidad, el amor o la reproducción, y que prestaban un importante servicio a la comunidad. Conocían mucho de plantas, animales y minerales, y creaban recetas para curar, lo cual fue interpretado por los grupos dominantes del medievo como un poder del Diablo.

–¿Por ese motivo fueron perseguidas y condenadas a muerte?

–Sí, pero además porque las elites eclesiásticas, políticas y económicas, que se consolidaban en aquellos tiempos, comenzaron a desarrollar un modelo social muy masculino y consideraban que el saber que las mujeres tenían, especialmente en sexualidad y reproducción, representaba una amenaza. Las brujas comenzaron a almacenar conocimiento muy importante sobre el control de la reproducción y sabían preparar diversos abortivos. Este conocimiento implicaba la posibilidad de ejercer una sexualidad más libre, lo cual ponía en riesgo la hegemonía masculina y, por ello, los hombres expropiaron su conocimiento y las aniquilaron en las hogueras. Asimismo, la mayoría de estas mujeres vivían solas, en casas en el bosque, independientes, generaban sus propios ingresos y esto provocaba mucha desconfianza.

–¿Es cierto que eran viejas y feas?

–Eso es parte del mito y de los prejuicios de aquel entonces. Había brujas bellísimas y, por otro lado, en esa época una mujer de 40 o 50 años ya era considerada vieja. Por lo tanto, esos estereotipos responden más a que eran transgresoras y no a que realmente fueran viejas y feas.

–¿Resultaría muy aventurado afirmar que las brujas fueron las primeras mujeres científicas?

–Sí, porque las mujeres han generado conocimiento desde hace mucho tiempo y porque, además, no se puede considerar científico un conocimiento hasta la institucionalización de la ciencia en el siglo XIX, cuando ya se empezó a enseñar en las universidades. Sin embargo, en ese momento las mujeres no tenían permitido estudiar en las universidades y continuaban con la tradición de ilustrarse en los conventos, en los salones de té o en sus hogares, con el padre o el esposo. Luego, de manera gradual, la mujer se fue incorporando a la educación media y superior en áreas como enseñanza, enfermería o farmacéutica. Hasta llegar a la década de los 90 del siglo pasado, en que 50 por ciento de los universitarios ya eran mujeres.

Reacomodo en el siglo XXI

–¿En qué cambia la ciencia con la incorporación de las mujeres?

–Primero cambia en número; hoy 30 por ciento de los estudiantes de ciencias son mujeres. Por eso el “retorno de las brujas”, pues todas esas mujeres que aniquilaron en la Edad Media, que conocían del aborto, de la fertilidad o de la sexualidad, se reacomodaron en el siglo XXI y hoy ocupan espacios importantes, sobre todo en las ciencias naturales y en la salud. Segundo, cambian los espacios institucionales porque antes en las universidades no había ni baños para mujeres: ahora hay presupuestos y becas para proyectos de ellas; los límites de edad para becas se han tenido que extender al tener en cuenta al ciclo reproductivo de la mujer, y se han tenido que abrir guarderías.

“Tercero, las mujeres se hicieron nuevas preguntas y rompieron con el parámetro científico masculino, en el que todo aquello que no se adaptara a dicho modelo era carente o inferior. Por ello, durante mucho tiempo se pensó que las mujeres no tenían interés por la ciencia que eran menos inteligentes o que no tenían capacidad para razonar. Con su integración a la ciencia, se ha debido tomar en cuenta la otra parte de la humanidad, lo que significó una modificaron en los puntos de partida, las metodologías, la interpretación de los resultados y las teorías para la comprensión de la realidad.

Perpectiva de género crítica

–En su libro, desde una perspectiva de género crítica, afirma que el conocimiento científico no es siempre objetivo, neutro y universal. ¿A qué obedece tal aseveración?

–Quien genera el conocimiento es una persona que tiene estereotipos y prejuicios y, por lo tanto, sus preguntas e interpretaciones científicas dependen de su género, así como de su contexto social, histórico, cultural y político.

–¿Qué lugar ocupa la intuición femenina en la generación de conocimiento de las mujeres?

–Para el conocimiento científico eso no cuenta, pero las epistemólogas feministas dicen que hay que incorporar la intuición porque sí cuenta, sobre todo en las ciencias sociales, en las que el objeto de estudio no son cuestiones materiales, sino personas.

Mariana Norandi

Anuncios

48 pensamientos en “Las brujas de la Edad Media: mujeres con conocimientos”

    1. Excelente artículo, sí. Nos da una visión de la mujer de la edad media muy distinta a la concebida. Y es un claro ejemplo de la lucha librada durante siglos, por ocupar el sitial que nuestro grupo se0
      merece dentro del contexto social.

      Le gusta a 1 persona

  1. Me encantó el articulo y su forma de presentacion……Los hombres(lo masculino) siempre deseamos la bellesa y lo oculto de ella pero al mismo tiempo ¨le tememos¨. Por eso paradojalmente perseguimos y destruimos lo que buscamos y queremos poseer.- Oscar Trassens. Mar del Plata-Argentina.-

    Le gusta a 1 persona

  2. Se les temía porque vivian apartadas fuera del resto de la gente y esto era por que estyando cerca de la naturaleza podian entrar en periodos de meditación profunda para percibir intuitivamente algo de conocimiento e inspiración.

    Me gusta

  3. GRACIAS ILDA. SOY PSICOANALISTA, GRACIAS A MIS DOS “BRUJAS” ABUELAS. UNA PARTERA, EN EL CAMPO…”CURABA” TODO. MURIÓ UNA NOCHE DE TORMENTA ATENDIENDO A UNA PARTURIENTA. LA OTRA CON GRANDES CONOCIMIENTOS DE BOTÁNICA, ELLA Y SU PLANTA DE RUDA, ERAN INSEPARABLES. “CURABA”, EL EMPACHO, MALDEOJO, PALETILLA CAÍDA, CULEBRILLA, ETC.
    HOY POR HOY LA COSA ES DISTINTA, LA MAYORÍA SON “CURRERAS”, BASADAS EN LA DESESPERACIÓN DE LA GENTE, POR ESCUCHAR LO QUE YA SABEN..
    MUY BUENO.
    NOS CONOCIMOS HACE AÑOS EN LA LACANOAMERICANA QUE SE REALIZÓ EN LA INTENDENCIA MUNICIPAL DE MONTEVIDEO, Y TE AGRADEZCO LOS COMENTARIOS QUE HICISTE DE MI TRABAJO,. YO EN ESE ENTONCES ERA UNA APRENDIZ DE BRUJA.
    HASTA PRONTO.
    VIRGINIA TRÓCCOLI
    MONTEVIDEO – URUGUAY

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Qué suerte tan grande el haber tenido dos abuelas brujas! Que nunca se pierdan esos conocimientos y el Arte de curar con ruda y otras plantas. Yo también soy aprendiz de bruja y me encantaría aprender todo eso. Besos desde Madrid. España.

      Me gusta

    1. Comparto la opinión de Cecilia, es un tema que me apasiona, porque creo que hay un algo atávico en el poder imperante que aún va contra todo lo femenino, todo no,resguardan a la maternidad.La mujer es un temor, Por eso hay tantos femicidios en estos tiempos.

      Me gusta

  4. Norma B., es una filósofa y una apasionada feminista, pero no es historiadora. En contra del cliché de la bruja fea y vieja nos trae un novedoso cliché de una joven liberada, sexualmente activa y muy segura de sí misma, que vive en una cabaña o en un laboratorio de alquimia… Lamentablemente la Historia nos dice que las mujeres condenadas a brujas no respondían a ninguno de esos clichés. Eran generalmente judías, moras, protestantes, personas con discapacidad, jorobadas, esquizofrénicas, o cualquier dama que sirviera como chivo expiatorio para alguna calamidad. No eran especiales, sólo diferentes al resto.

    Le gusta a 2 personas

    1. Hola Roberto, lamentablemente la historia cada uno la cuenta a su manera, y en según que épocas es difícil contrastar con documentos. Pero siempre es interesante indagar, incluso en diversas versiones, los hechos. Salud!!

      Me gusta

    2. No estoy en contra de una mejor valoración de la mujer y del reconocimiento de sus derechos. Eso nunca estará en discusión. Sin embargo, coincido contigo. Parece más una adaptación de los ideales feministas en una historia más ficticia que fundamentada históricamente. Como relato simbólico está bien, pero asegurar que así fueron las cosas sin estadísticas, testimonios, documentos, etc., es un abuso de la narrativa.

      Me gusta

  5. Un exelente artículo que nos permite documentarnos y saber un poco más de ese eterno femenino que parece insondable pero maravilloso, recordando que como masculino tenemos también el femenino.

    Me gusta

  6. Que artículo más interesante, una mirada bastante distinta a la bruja, esa que muchos matizan como feas y horribles. Me agrado mucho la entrevista que realizan a la experta.

    Me he visto varios videos de brujas pero las señalan como malas, bebedoras de sangre y ademas roban bebes, es buena saber que todo esa estereotipo va de la mano de lo que en ese tiempo fue castigado.

    Me gusta

  7. Excelente. No olvide a las druidesas. Ellas tenían el mismo conocimiento que los druidas. San Patricio, San Jorge, San Martín de Tours y otros eran druidas. Y respetaban tanto la vida que creo fueron los primeros vegetarianos. Se dedicaban a estudiar las propiedades medicinales de las plantas. También había un libro que mostraba las señales físicas para reconocer a las brujas : por ej cantidad de lunares, ubicación y tamaños. Las brujas de los cuentos son viejas, feas y enormes lunares en la cara. Hasta pronto y gracias por reconocimiento al saber de las mujeres.

    Me gusta

  8. Excelente artículo, me apasiona el enfoque e interpretación que da respuesta a tantas dudas que a través de la historia quisieron dar como verdadero.

    Me gusta

      1. Los mismos poderes que dominan el Sistema, que fomentan actitudes en una dirección, cuando les interesa, lo hacen en el sentido contrario, siempre revestido de buenas intenciones. Hay un interés, oculto, en generar un enfrentamiento de género, para evitar la sobrepoblación mundial. La ideología de género trata de hacer creer que el mal es el hombre y las mujeres fueron, siempre, todas, buenas. Hay que luchar contra lo malvado, venga de donde venga, y no hombres contra mujeres, ni negros contra blancos, ni izquierdas contra derechas, etc. Todo tiene su reverso tenebroso. El mal y el bien existen, en todo: hay hombres buenos y hombres malos, en mayor o menor grado, y, también, mujeres buenas y mujeres malas. Existe el Satanismo, y los hombres satánicos y las mujeres satánicas -no todas las mujeres son buenas, como el maniqueísmo de género pretende-. Desde los 14 a los 22 años, fui un autodidacta aficionado a la Ciencia: Ornitología, Botánica, Astronomía, microscopio…
        Cuando tuve mi primera experiencia de “viaje astral” consciente, fuera del cuerpo físico, mientras éste dormía, hace bastantes años, en combinación con una revivencia de una escena de una antigua vida anterior, en Extremo Oriente, y me desperté y comencé a recordar lo que me acababa de suceder, no me lo creía. Posteriormente, investigué y descubrí técnicas, y tuve más experiencias en varias dimensiones. Existen las supra y las infradimensiones, con sus correspondientes jerarquías y entidades angélicas y demoníacas. Se nota cuando un ente oscuro de gran nivel se acerca, porque empiezas a sentir dolor, debido a tanta negatividad. Hay brujas -que sacrifican bebés, niños, animales, chupan la energía, hacen maleficios, etc.- y demonios, como hay ángeles y hadas. Usar la palabra demonio, para referirse a los ángeles sería algo espantoso, pues generaría gran confusión. Es necesario que existan palabras distintas para designar a cada tipo de entidad. La confusión beneficia al Reverso Tenebroso, y debería usarse otro término, en vez de bruja, para referirse a las hechiceras blancas, benevolentes y sanadoras. Designarlas con el nombre de brujas, como está tan de moda, por algún extraño interés de querer borrar la idea de que existen entidades femeninas tenebrosas y malévolas, al igual que existen hombres satánicos y perversos, contribuye a la confusión, y las tinieblas son expertas en disfrazarse, y generar confusión, para hacer creer que lo bueno es malo, y lo malo bueno. En esta época de Kali Yuga, el Reverso Tenebroso tiene el poder, en esta dimensión, en este planeta, y difunden ideas que les interesan, mezcladas con buenas intenciones, por lo que hay estar alerta, para no dejarse contaminar con sus propósitos. El Mal existe y corresponde al Reverso Tenebroso, y no se puede justificar de ningún modo; aunque es necesario y tiene su función, para que aprendamos las dolorosas consecuencias kármicas de obrar negativamente. El mal y el bien no se pueden relativizar. Al final de la Atlántida, cuando se degeneró, imperaba un matriarcado dominado por hechiceras tenebrosas, lunares, polarizadas con el Reverso tenebroso de la Luna, que sembraron el terror con sus sacrificios humanos. Posiblemente fueron las culpables de que se generase, posteriormente, en el subconsciente colectivo, el miedo a las mujeres con poder, y tuvieron parte de culpa, junto con muchos hombres canallas, de que en estos últimos milenios las mujeres hayan sido tan oprimidas. ¡Un abrazo!

        Le gusta a 1 persona

  9. GATOZEUS …. Que sería de nuestro mundo sin la presencia de las brujitas…aquellas que han apoyado a revolucionar los ámbitos de carácter social..educativo…económico….me encantan…..amo éste género

    Me gusta

  10. Esa época oscura en que Roma imperialista llegó a manipular hasta el alma, con su imperialismo territorial/espiritual que necesitaba arrasar las culturas de raíz, declaró ignorante el conocimiento local que les retara
    ridiculizando a la gente de las villas llamándolas villanos/as, y tumbando a las influenciadoras matriarcales que dominaban el ¨wit¨, palabra bávara que significa conocimiento. De ahí que a estas damas especializadas y de conocimiento amplio se conociera como ¨witches¨ (brujas). Sus centros de mando era en el núcleo familiar, como parteras, farmacéuticas, filósofas… Como amenazas a su control tenían que ser eliminadas en claustros de monjas y/o la hoguera, para silenciarlas y usurpar su poder. Ana de Arco tenía que ser barrida. No podía haber otra Papisa Juana. La mujer, hija de Eva, era la causante de la expulsión del paraíso. La iglesia, además, certificaba el mando de los reyes. La política siempre ha sido nido de víboras y cuanto animal ponzoñoso.

    Le gusta a 1 persona

  11. Escribe Willy Lorenz… los libros de historia nos las escriben de otra manera. Creo que posiblemente había de todo. Es obvio que predominara la ignorancia … La pobredumbre y la posibilidad de tener algún recurso para subsistir. En algún momento se colaba alguna mujer más atractiva. Pero como el ser humano tiene la tendencia al pecado.. pues ni modo … la sociedad se aprovechó. Estoy de acuerdo más con los muchachos .. no por ser hombre.. sino más real y mirando también que la historia o mejor dicho los escritores han sido más ecuánimes. No por eso lo que Ud. Escribe no sea interesante también. Gracias a Ud. por su aporte y sus estudios. Paz y bendiciones a Ud. y su casa.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s